jueves, 12 de marzo de 2020

El regalo de mi biblioteca pública


enlace

¿Recuerdas en la Bella y la Bestia cuando Bella se pasea de una estantería a otra de libros cantando feliz?  Pues con un poco más de discreción pero así me siento yo al llegar a mi biblioteca pública.  Creo que es de esos sitios que sabemos que están allí pero a los que no les dedicamos el valor (incalculable) que se merece.


enlace


Hace un par de años retomé mi hábito de lectura y desde entonces mi lista de "libros pendientes" no hace más que aumentar pese a lo mucho que lea.  Soy feliz escuchando y leyendo recomendaciones y apúntandolos en mi lista de pendientes; pasando antes por el catálogo de la biblio por si tiene algún ejemplar para prestar.

Normalmente en las bibliotecas públicas tienen multitud de libros que te pueden interesar desde novelas a biografías, ensayos o didácticos de materias concretas.  Tanto aprecio el valor de mi biblioteca pública que aquellos libros que me regalan o me compro pero que no merecen quedarse ocupando sitio en casa los dono.  Justo es decir que antes intento venderlos por 5 euros en Wallapop pero si en una semana no hay oferta pasan a formar parte del catálogo de mi biblioteca pública.





La sección infantil desde luego merece un post entero porque es maravillosa.  Desde que princesa era muy pequeñita (yo creo que con año y medio) todos los meses acudimos algún día a la biblio a devolver libros y coger nuevos. Para príncipe fue difícil las primeras visitas porque lo de mantener silencio o hablar bajito no iba con él, pero tras muchas visitas de un minuto porque uno de los dos (papá o mamá) se tenía que salir con él para no molestar, las visitas a la Biblioteca pública son un placer.  Ellos eligen algún cuento que les llame la atención y yo aquellos que tengo en su lista de pendientes.

Ahora que princesa comienza a leer sola solemos acudir a la sección de cómics y a príncipe le apasiona elegir el cuento de dormir para esa noche.

Así que te invito a que acudas a tu biblioteca y empieces a descubrir todas las historias que allí te esperan.  Normalmente tienen también mucho material audiovisual (cd's y dvd's) por si te apetece retomar un clásico.

Y así podría tirarme un rato contándote el sistema de reserva de libros, los talleres que hacen, las secciones.... Pero creo que con lo contado ya te habrá picado (o no) el gusanillo para acudir.

Yo, te lo recomiendo.

María P.






No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por colaborar en Estrellas Sin Luna.