martes, 18 de septiembre de 2018

¿Cómo reducir el consumo de plástico en casa?






El otro día en cuatro en el programa de "En el Punto de Mira" estaba dedicado a la contaminación del plástico y las consecuencias nocivas de su uso en ciertos formatos. 

Gracias a todos los que me avisaron de su programación.


Creo que el programa impresionó mucho y que a más de uno le ha hecho tomar conciencia del problema así que hoy traigo las pequeñas cosas que nosotros vamos cambiando en casa para reducir el consumo del plástico.


Nuevamente hago referencia a reducir el consumo porque la cuestión no es tirar todo el plástico a la basura y no utilizarlo más, la cosa es que pensemos en productos a largo plazo que tengan el mínimo impacto medioambiental.  Pero creo que deberíamos hacerlo en muchos aspectos como en la ropa, como con el consumo de papel y del agua...

Aquí os presento mi antes y después.






jueves, 13 de septiembre de 2018

Razones por las que tener hijos mola 26



No voy a caer en el típico "cuando dicen por primera vez papá y mamá", porque si somos sinceros su primer papá o mamá es la unión de pequeños "parloteos" que finalmente forman una palabra.

Lo mismo lo que quieren decir es "estoy hasta arriba de caca" pero nosotros creemos fervientemente que ese primer mamá iba dedicado a nosotras, que el niño se ha esforzado por decir esa palabra porque nos identifica perfectamente y que ya empieza a dar síntomas de que esta criatura tiene altas capacidades.

Por eso no me refiero a ese momento, yo más bien hablo del momento en el que no te lo esperas y te sueltan "MAMÁ" así  con todo su sentimiento, y esto puede que suceda cuando tiene dos años o cuando está soplando la vela de los 5.  Es el momento en el que descubres que el embarazo pasó y que en tu hogar hay una persona que te llama mamá porque te necesita.  

Es en este preciso instante cuando dices, ¡coñe! que soy mamá, y no mamá guay que tiene a su primer bebé y presume de ello, noooooo... Mamá como fue y es la tuya, es decir, una mamá a la que sus hijos necesitan, que es nombrada ante la más mínima pupa porque ella sabe como hacer que el dolor desaparezca, la mamá que te entiende cuando le cuentas que algo no va bien, la mamá que sabe sacarte una sonrisa cuando el día no está contigo...

Y que al final derivará en la mamá que te manda recoger el cuarto, que se hace la tonta cuando sabe que has sacado los pies del tiesto, la mamá a la que sus hijos no entienden y que probablemente le digan... "Déjame en paz" con toda esa desgana de adolescente...

Entonces es en este momento, en el que de verdad entiendes que te has convertido en MAMÁ y te entra vértigo inclusive puede que hasta te marees, pero a su vez sentirás esas mariposas en el estómago (esas que ya creías dormidas para siempre) y te darás cuenta de que el reto merece la pena.  Sí, los años de hacer lo que te dé la gana porque nadie depende de ti han pasado pero sabes que los que vienen no te los quieres perder por nada del mundo.

Bienvenida mami.

NOTA: en todos los campos en los que pone "mamá o mami" puedes intercambiarlos por "papá o papi" pero permitidme que esta vez seamos nosotras las protagonistas.

María P.

martes, 11 de septiembre de 2018

Mi primera máquina de coser




El post de hoy es una cucada que le trajeron los Reyes Magos a Alicia y que aún no había tenido tiempo de enseñarte.

Reconozco que cuando vi la caja de la máquina de coser pensé que era demasiado pequeña para ello y que una de dos o era un peligro o por el contrario no valía para nada, pero ni una cosa ni la otra.

La máquina de coser cose de verdad aunque es cierto que necesitas unas telas especiales similares al fieltro y que no son difícil de conseguir.





La aguja está protegida por un capuchón de plástico que no se puede quitar por un niño y su manejo es muy sencillo tan sólo pulsando un botón las agujas funcionan o se paran. 

En la foto de arriba princesa ya tiene ademanes de profesional, jejeje.




En la máquina que nos trajeron a nosotros vienen varios proyectos para hacer como un bolso, un peluche, un portafotos... y además traen decoración con otras piezas bien para coser o para poner como un tatuaje.  

El kit también se compone por telas sueltas para que puedas dar rienda suelta a tu imaginación.



Así que aquí te dejo esta idea para los pequeños por si se aproxima alguna fecha especial. Creo que la capacidad de hacer cosas con sus propias manos les proporciona mucha satisfacción.  

Tampoco te voy a engañar ya que necesita de tu colaboración  para terminar los proyectos pero ese es el segundo punto a favor, pasar un rato juntos creando algo.

La única pega los colores de la máquina todo tan rosa da la sensación de que sea sólo para chicas aunque príncipe ya ha mostrado interés en ella  (aún es demasiado pequeño) y es que ser el segundo con hermana mayor es lo que tiene, que no asimile el rosa al sexo femenino... por ahora.


María P.




jueves, 6 de septiembre de 2018

Teleférico de Madrid





Entre los planes que hemos estado haciendo este veranos hemos ido al Teleférico de Madrid con los pequeños, uno de esos planes que siempre están ahí pero que al final nunca haces.  Nosotros decidimos que ya era hora.

Eso si, no te voy a engañar, no esperes las mejores vistas de Madrid desde el Teleférico porque este no es el lugar.  Pero si lo que quieres es pasar un rato con los peques, vivir la emoción de subir tan alto y conocer la ciudad desde otro punto de vista, este es tu sitio.




El teleférico lleva en la ciudad desde el año 69 y raro es el niño madrileño que no haya ido al menos una vez.  El recorrido es desde Rosales hasta la Casa de Campo o viceversa.  Yo siempre he elegido la primera opción saliendo de Rosales y volviendo desde la Casa de Campo.  El tiempo por recorrido son unos 10 minutos.



La información de los horarios y precios la tienes en el enlace, las entradas de adultos son 6 euros, los peques de 4 a 12 años son 5 euros y los menores de 4 años son gratis.  

En verano la atracción empieza a las 12h de la mañana, desde aquí mi reclamación a que estos sitios por favor abran un poco antes.  Yo sé que mis hijos son muy madrugadores pero a las 12h me parece excesivo, a ver si poco a poco adaptamos los horarios.


Si optas por empezar en Rosales te recomiendo que pases un ratito en la Casa de Campo, allí tienes un mirador y un parque con muchos columpios, desde lo más pequeñitos hasta los que son un poco más mayores.

Puedes disfrutar de las vistas y si te apetece preparar hasta un picnic ya que en el sitio hay mesas para ello.  Que no te dé pereza que ya te dije lo fundamental para hacer un picnic sin liarte.

Y a la vuelta no olvides saludar a las otras cabinas cuando pasen a tu lado, pierde la vergüenza y disfruta de ver la reacción de los otros niños.


Y recuerda también que muy cerquita de la estación de Rosales bajando puedes encontrar el maravilloso parque de La Rosaleda, con multitud de rosas en las que poder recrearte y hacer unas fotos chulísimas.  El parque son 32.000 metros cuadrados.

El verano no es la mejor época para disfrutar de las rosas pero aún así fue muy bonito verlo.


Espero que te haya gustado esta idea y si conoces algún rincón de Madrid que no nos podemos perder te espero en los comentarios.

María P.

martes, 4 de septiembre de 2018

Como afrontar el miedo al primer día de colegio







El primer día de colegio es algo que tanto a los pequeños como a los papis nos asusta un poco, pensar en  como lo afrontará, si se adaptará rápido, si sentirá miedo, si todo irá fenomenal desde el primer momento...

Ellos por otro lado sienten ilusión y miedo a partes iguales pero es tal el atiburrillo de sentimientos que se concentra en estos pequeños cuerpos que puede que los días antes de empezar o los primeros días de colegio lo pasen intranquilos.