jueves, 13 de febrero de 2020

¿Cómo se siente mi hijo?





Muchas veces me planteo una duda a la cual no tengo la solución.  ¿Le prestamos demasiada atención a los sentimientos de nuestros hijos?  Es decir, ¿nos involucramos tanto con ellos que a lo mejor somo nosotros solos los que generamos el problema?  O por el contrario, ¿el error era cuando nosotros éramos pequeños?, ¿qué nuestros sentimientos(por lo general) no eran muy tenidos en cuenta por nuestros padres?

Pues como avanzaba, no tengo la respuesta pero es una pregunta que a veces me hago.  La cuestión es que la gestión de los sentimientos es algo que me interesa tanto en el mundo infantil como adulto.  Una actividad que puedes hacer para conocerte mejor es escribir a diario durante unos 15-20 minutos, de seguido.  Escribe como si nadie lo fuese a leer y de lo que tu quieras.  Las ideas surgirán solas y cuando no salgan, escribe eso, que no se te ocurre nada.  Te sorprenderás de como tu subconciente saldrá a hablar contigo.






Bueno, y sin llegar a ser tan profundos una idea que me parece genial para los peques es la agenda de El monstruo de colores.  El cuento me imagino que ya lo conoces sin necesidad de nada más, si no es así, te aconsejo que no te lo pierdas.

Lo fundamental es que la agenda no viene ya reglada con los días por lo que podrán escribir cuando quieran sin necesidad de que sea una tarea diaria.    

Las dos preguntas son ¿qué he hecho hoy? y ¿cómo me he sentido hoy?  Son preguntas sencillas en las que cada niño deberá poder plasmar sus sentimientos.




Me parece una idea genial para que piensen un poco en su día y sean capaces de centrarse en ellos mismos durante dos minutos dándose la importancia que se merecen.

A partir de este paso creo que a veces es buen momento para poder hablar con ellos y contarles también nosotros nuestro día y nuestras emociones.  Así conseguiremos fomentar un ambiente relajado para poder expresarnos sin tapujos.

María P.





No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por colaborar en Estrellas Sin Luna.