martes, 17 de abril de 2018

Museo Sorolla y Marco Topo


¿Qué te parece la idea de pasar la tarde en un  museo con tus hijos? ¿Te da miedo? ¿Piensas que se aburriran? ¿Ni te lo planteas?  Bueno, pues antes de descartar todas las opciones lee esta entrada por si cambias de idea.

Hace unas semanas estuvimos en el Museo Sorolla era un plan que siempre dejaba pendiente pese a que me habían dicho que estaba muy bien y que todo era una preciosidad empezando por la entrada al propio museo.  Antes de ir entre en la web para ver que tal eran allí aceptados los pequeños y para mi sorpresa encontré a Marco Topo ¿quién es Marco Topo?  Pues es un pequeño topo que quiere hacerse amigo de tus hijos y que gracias a él disfrutarás de una visita muy interactiva y en la que tus niños se lo pasarán en grande.






En el mismo Museo Sorolla ya le conocen así que cuando saques tus entradas solicita el mapa de Marco Topo para superar las pruebas; lo siguiente será entrar en la web  a través de tu móvil y poner la clave del museo. Ya está todo preparado.




A partir de ese momento tendrás que prepararte para seguir las indicaciones de Marco, llegar a los sitios que él te diga y resolver todas las preguntas del juego.  Según vayas completando las respuestas podrás liberar a los Flopis y poner sus pegatinas en tu mapa.

Os aseguro que es muy divulgativo y que tus pequeños saldrán con mucho más conocimiento del museo que con una visita guiada; no van a aprender todo el museo pero desde luego tendrán ideas muy claras de quién era Joaquín Sorolla, cómo pintaba, como es su casa y cosas de la época o quien era su familia.




Desde luego es una experiencia genial para compartir con tus pequeños y hacer equipo, princesa y yo llevábamos la misma sudadera.  Además el Museo Sorolla es un placer de visita también para los mayores.




Mi consejo es que si puedes acudas en los momentos de la semana en los que la visita no es gratuita porque si no hay demasiada gente y en algún momento los vigilantes del museo son un poco quisquillosos, ejem.

Pero pese a eso el Museo es un auténtico placer y creo que te encantará, yo ya estoy mirando en que más sitios está Marco Topo para seguir con nuestra misión.

María P.