jueves, 25 de noviembre de 2021

Reflexiones: Goodbye, things.

 



Me apetece tener un espacio donde contarte cosas diferentes, como mi opinión sobre un tema de actualidad, mis reflexiones sobre sostenibilidad o como hoy, contándote como un libro me ha marcado.  No sé cada cuanto publicaré estas conversaciones conmigo misma, hasta donde me mojaré o si se quedará en una única entrada; pero al menos hoy empezamos.

Poco a poco han ido cambiando muchas cosas en mi vida, estos últimos tres años han sido un poco combulsos pero he procurado mantenerme serena ante las sorpresas y las adversidades.  Ha habido varios libros que me han hecho reflexionar, replantearme mi vida o mi forma de ser y han conseguido que lleve a cabo cambios que no entraban en mis planes.

Ví recomendado el libro de Goodbye, things en alguna cuenta de Instagram que ahora no recuerdo, busqué en mi biblioteca si lo tenían y lo traje a casa con la idea de ojearlo sin entrar en profundidad en los detalles.  Pero los planes que el libro tenía para mí fueron diferentes.     

                                                                               enlace

Tras unas primeras imágenes reales de personas que viven en el minimalismo o un trotamundos donde toda su casa cabe en una mochila pensé que la fiebre de Marie Kondo quizás estaba llegando demasiado lejos.  A continuación venían 55 consejos para despedirte de tus cosas desde luego un eslogan con tirón si en algún momento has sentido que tu casa se encuentra invadida.

Y cuando pensé que tampoco merecía la pena seguir leyendo llegó el momento de la verdad, como el minimalismo no solo cambia tu hogar si no tu forma de vivir y de sentir.  Quizás haya entrado muy rápido en materia y te preguntes ¿qué es el minimalismo?, si tuviese que contarlo en una frase corta es "vivir sólo con lo necesario" pero esto sería quedarse en lo superficial y lo mejor de todo es que la idea de minimalismo que quieras vivir solo la sabes tú.  

No me gustan esos libros u oradores que dictan lo que es bueno y lo que es malo, donde todo es blanco o negro, sin plantearse una escala de grises.  Me encanta que en este libro te da ideas, reflexiona contigo pero no te dicta que puntos debes alcanzar para mejorar.

Debido a las redes sociales y quizás por el seguimiento del blog en algún momento me he visto agobiada por querer conocer todo lo que se movía entre la actualidad de Instagram, que sitios no podías dejar de ver, esas series que no te puedes perder para poder entrar en el grupo o esos libros que como erudita en la lectura debes conecer.  Si no te paras en algún momento y reflexionas puede que llegues a agobiarte y convertirte en un mero cazador de tendencias que  no vive su propia vida.  

El minimalismo también radica aquí, en dejar tu mente libre de cosas por hacer, tu estantería limpia de libros y tu lista de Netflix en blanco.  Sería importante saber si esas cosas que hacemos son de verdad nuestra decisión o es el compartimiento del borrego siguiendo el rebaño.


                                                                                   enlace


En el libro hay varias reseñas de Steve Jobs u otros heruditos de la actualidad como Mark Zuckerberg que visten (o vestían) siempre igual, con un uniforme de jersey negro y camiseta gris respectivamente.  Ellos mismos confesaron que no querían perder tiempo en pensar que ponerse a diario querían dejar ese tiempo para dedicarlo en otras cosas.  

El autor de Goodbye, things continua reflejando los beneficios del minimalismo en las relaciones interpersonales, el cuidado de las mismas, la importancia de tener unos pocos amigos a los que cuidar o vivir el presente sin dejarse llevar por el pasado o el futuro o como sentirse feliz por las cosas que posees porque si están contigo es porque verdaderamente son importantes.

Si ahora mismo miras a tu alrededor ¿puedes decir que todo lo que te rodea es importante para ti?, en esta habitación, en tu espacio de trabajo o donde sea que te encuentres.  Yo, no.

¿Este libro va a hacer que tire la cama y me compre un colchón que haga las veces de cama y sofá?  Pues no, la verdad que no.  Pero este libro si hará que me replantee que objetos entran en casa, que valore si lo que hago me hace feliz y si merece la pena perder el tiempo en una pantalla que me dicta que ver o que leer.

Si te animas a leer o a aprender de minimalismo te aconsejo que como todo en la vida le des tiempo, espacio y respeto, nadie tiene que convencerte de nada, ese camino debes recorrelo tu solo o sola.

María P.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por colaborar en Estrellas Sin Luna.