martes, 11 de septiembre de 2018

Mi primera máquina de coser




El post de hoy es una cucada que le trajeron los Reyes Magos a Alicia y que aún no había tenido tiempo de enseñarte.

Reconozco que cuando vi la caja de la máquina de coser pensé que era demasiado pequeña para ello y que una de dos o era un peligro o por el contrario no valía para nada, pero ni una cosa ni la otra.

La máquina de coser cose de verdad aunque es cierto que necesitas unas telas especiales similares al fieltro y que no son difícil de conseguir.





La aguja está protegida por un capuchón de plástico que no se puede quitar por un niño y su manejo es muy sencillo tan sólo pulsando un botón las agujas funcionan o se paran. 

En la foto de arriba princesa ya tiene ademanes de profesional, jejeje.




En la máquina que nos trajeron a nosotros vienen varios proyectos para hacer como un bolso, un peluche, un portafotos... y además traen decoración con otras piezas bien para coser o para poner como un tatuaje.  

El kit también se compone por telas sueltas para que puedas dar rienda suelta a tu imaginación.



Así que aquí te dejo esta idea para los pequeños por si se aproxima alguna fecha especial. Creo que la capacidad de hacer cosas con sus propias manos les proporciona mucha satisfacción.  

Tampoco te voy a engañar ya que necesita de tu colaboración  para terminar los proyectos pero ese es el segundo punto a favor, pasar un rato juntos creando algo.

La única pega los colores de la máquina todo tan rosa da la sensación de que sea sólo para chicas aunque príncipe ya ha mostrado interés en ella  (aún es demasiado pequeño) y es que ser el segundo con hermana mayor es lo que tiene, que no asimile el rosa al sexo femenino... por ahora.


María P.