martes, 22 de febrero de 2022

Cómo hablar de la muerte con los niños

 


La primera relación directa que tuve con la muerte fue con 16 años más o menos; a la salida del cine con mi padre nos esperaba uno de mis hermanos para contarnos que mi abuelo había muerto.  No recuerdo qué pasó después, imagino que lloré o quizás no, no lo recuerdo.

Mi primera consciencia de la muerte creo que fue con 10 años, me preocupaba la idea de morirme y sufrir de saber que no estaba viva; una vez más se lo conté a mi padre y él me dijo ¿Te acuerdas de antes de nacer?, mi respuesta fue que no y él siguió: Pues con la muerte será igual, no sufrirás.  Puede que para alguien la respuesta fuese demasiado escueta para mí fue lo que necesitaba, no me preocupe más... prácticamente hasta que falto él.  

jueves, 10 de febrero de 2022

Cumpleaños científico

 



Mañana, 11 de febrero se celebra el "Día Internacional de la mujer y la niña en la ciencia", así que en esta semana que mi salvajita cumplía uno más quisimos que la temática fuera científica.  

Aquí te dejo ideas para hacerlo y que además de disfrutar y comer tarta aprendan divirtiéndose.

martes, 8 de febrero de 2022

Razones por las que tener hijos mola 58

 

enlace


El otro día hablaba con un amigo del rollo de estar en casa currando y con los salvajitos alrededor que neceistan de tu ayuda para seguir el ritmo del colegio... y entonces me dijo que una de las verdaderas razones por las que tener hijos mola es ¡llevarles al colegio!

Y hoy no seré una romántica y contaré la cruda realidad. Adoro a mis pequeños y pasar tiempo con ellos pero cuando la responsabilidad adulta llama es imposible desdoblarse y llegar a todo, por eso el placer de poder llevarles al colegio para volver a tu casa y trabajar en el agradable silencio es una auténtica razón.

Y es que, el que no tiene salvajitos cerca de los que cuidar no sabe el placer de poder currar sin interrupciones continuas como ¡Mamá no me conecta!, ¡Mamá, me aburro! ¿cuándo termina la tata?, ¿Mamá, dónde ha ido papá? (que te dan ganas de decir: ya me gustaría a mí saberlo y huir de aquí), Mamá, ¿cuándo comemos?, Mamá ¿cómo se hace?...

Así que el día que el test sale negativo, la clase termina su confinamiento o el núcleo familiar termina la cuarentena es una auténtica alegría volver a hacer el camino de siempre al colegio porque sabes que el premio que viene luego, no está valorado.

Así que sí, la razón número 58 es llevarles al colegio.  

María P.

jueves, 3 de febrero de 2022

Libros para primeros lectores: Escuela de Monstruos

 


En casa ha vuelto el sonido de las palabras marcadas por sílabas, en donde leer una frase es un mérito que bien nos lleva un ratito.  Me encanta este momento y lo disfruto lo que puedo ya que dura poco y si tienen interés por aprender a leer en pocos meses ya solo te pedirán ayuda en algunas palabras dificíles.

En la última Feria del libro de Madrid nos pasamos por algunas casetas buscando un libro que motivase a aprender a leer y nos encontramos con esta maravilla que hoy me apetece que conozcas si no lo has hecho ya.

martes, 1 de febrero de 2022

Pueblos de Madrid: Chinchón

 


Mucho he tardado en traer a mis salvajitos a conocer Chinchón y eso que es un sitio que me trae muy buenos recuerdos de juventud y de muchas risas.  

Chinchón pertenece a Madrid y en unos 40 minutos pasas del centro de la ciudad a un pueblo que mantiene la tradición, eso es lo que más me gusta de Chinchón que con el paso de los años ha sabido mantener todas esas características que le hacen especial.





Es un lugar genial para visitar con niños porque es fácil de recorrer y está lleno de cosas para disfrutar.  En esta primera visita nosotros decidimos conocerlo por nuestra parte pero hay posibilidad de visitas guiadas, que nosotros aprovecharemos para hacer en nuestra siguiente visita.

El paseo por sus calles ya es maravilloso, pero sería pecado perderse su lugar más emblemático; su plaza, con el interior de arena, convirtiéndose durante sus fiestas patronales en plaza de toros.

En la misma plaza se encuentra la oficina de turismo y en la parte trasera podrás encontrar el antiguo lavadero donde en sus paredes te cuenta la tradición del pueblo y sus productos más típicos que no puedes perderte.


Nosotros no pudimos escapar a la compra de los ajos y algunos de sus dulces en esas panaderías de antaño donde todo huele bien.  
Si quieres pasar el día en Chinchón y aprovechar para comer te recomiendo reservar con tiempo porque a la hora de la comida los fines de semana el pueblo se llena.

Subiendo a la Torre del Reloj podrás encontrar un maravilloso mirador desde donde contemplar su plaza desde arriba y allí mismo podrás visitar la Iglesia de la Asunción donde se encuentra una obra de Goya solicitada por el capellán de la iglesia que era su propio hermano.



Regresando a la plaza a partir de las 12h más o menos vienen unos burritos para el disfrute de los niños y en los que ellos pueden aprovechar a dar una vuelta.

Nosotros elegimos la opción del tren turístico para conocer todo el pueblo y ver El Convento de la Clarisas que tiene visitas guiadas y en el que puedes aprovechar para comprar alguno de sus dulces o si eres un apasionado del vino también recomiendan la visita a la bodega del Nero.


Si se os queda corta la visita puedes conocer el Museto etnológico "La posada" ubicado en una antigua posada de Chinchón con una exposición de máquinas y herramientas con las que se trabajaba en el campo.

El punto a mejorar es el Castillo de Chinchón que está en muy mal estado de conservación y me parece un pena; pero aún así es un lugar maravillos para parsar el día y seguir disfrutando de Madrid.



María P.