jueves, 6 de junio de 2019

Ruta para pequeños en El Paular. Rascafría.





Es el momento de salir al campo, ahora que todavía dura la primavera y no está el asfixiante calor.  Para nosotros es  un plan obligatorio para nuestros pequeños urbanitas y hoy te traigo una posibilidad para hacer hasta con los más chiquitines de la casa para que no tengas excusas.  Prepara la mochila porque nos vamos a El Paular, en Rascafría.



Frente al Monasterio de El Paular se encuentra el inicio de nuestra sencilla ruta, como tantas otras posibles, entre mis favoritas La Cascada del Purgatorio pero reservada a cuando los chicos sean más mayores.  

Nada más empezar encontrarás un Centro de Información dónde te explicarán las diferentes rutas que hay además de un pequeño espacio dedicado a unas ovejas que pastan felizmente ante la mirada de todo el que quiera.



Primero atravesaremos el Puente del Perdón que si quieres conocer su historia debes llegar hasta allí para leerlo y nada más atravesarlo coger la puerta de la izquierda para adentrarnos en el Bosque Finlandés.  Este bosque se denomina así por los abetos, chopos, abedules y otras especies de árboles típicas de los paisajes del norte de Europa.




Siguiendo la ruta podrás llegar al embarcadero y una pequeña caseta que hasta hace poco se utilizaba como sauna.  Tenemos pendiente volver en invierno donde dicen que el paisaje es bucólico con el lago helado.

Después de la parada en el embarcadero continuamos el camino hasta llegar a un nuevo puente y cogiendo parte del paseo que une el pueblo de Rascafría con El Paular.  Toda la ruta es muy sencilla, pudiendo hacerla con carrito de bebé.  El encanto de esta ruta es poder ir acompañado con el canto de los pájaros.  En total son poco más de 2 kms.



Como la ruta es circular llegas al mismo sitio, así que es buen momento para pensar en comer, si todavía no es verano podrás hacerlo en la explanada de Las Presillas nuevamente cruzando el Puente del Perdón; viene todo señalizado.



Si vas en verano también podrás hacerlo pero para entonces ya estarán abiertas sus piscinas naturales (muy recomendables) y la entrada tiene coste.



Después de esta pequeña ruta si puedes visita el pueblo de Rascafría es pequeño pero tiene mucho encanto con el río que le recorre.  

Espero que te haya gustado la visita y que te animes a salir de la ciudad.

María P.












No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por colaborar en Estrellas Sin Luna.