jueves, 9 de noviembre de 2017

Mi experiencia con la Copa Menstrual



Tenía pendiente contar mi experiencia con la copa menstrual y hoy es el día, no voy a liarme con muchos datos técnicos sólo quiero contarte mi experiencia.

Empezaré diciendo que después de mi segundo hijo la vuelta de la regla fue cuanto menos abundante yo que habitualmente utilizaba tampones del nivel regular pasé a utilizar los de mayor absorción teniéndome que cambiar cada aproximadamente ¡¡dos horas!!
Además teniendo en cuenta que la utilización de tampones y compresas es un capricho tonto que tenemos las mujeres y por eso tiene un IVA del 10% empecé a pensar que el gasto de aquí a mi menopausia iba a ser un tanto elevado.


A todo esto le sume la conciencia ecológica que cada día pega más fuerte en esta casa y recordé que en su día me habían hablado de una copa menstrual, que lleva a cabo el mismo servicio que un tampón con la ventaja que ésta no es de usar y tirar y puede llegar a durar hasta 10 años y que además no es necesario cambiar cada dos horas.  Al ser un contenedor donde se aloja nuestra menstruación podemos llevarla puesta hasta 10 horas.

Lo cierto es que todo pintaba bastante bien y tras llevar a cabo más preguntas a amigas que ya la utilizaban y asesorarme por el estudio de mercado de otra compañera de trabajo decidí empezar con ello.

El resultado es... que nunca más volveré a usar tampones ni compresas (una vez se me acaben los que ya tengo) 
Con la copa menstrual verdaderamente te olvidas de la regla, no quiero ser muy explícita pero en cada visita al baño no será necesario que te cambies y al terminar el papel no te recordará que tu "amigo el comunista" está contigo.

De otras opiniones que he leído se quejan de que es difícil de poner y que te manchas al hacerlo.  El ponerlo es cuestión de práctica, si no recuerda las primeras veces con el tampón y lo de mancharte no es más de lo que ya lo haces; y además es sangre nuestra, no es veneno, con lo que lavándonos las manos después del baño como habitualmente hacemos es más que suficiente.

Otro de los prejuicios es que ¿cómo haces para cambiarte y no tener que salir al lavabo para limpiar tu copa menstrual?
En este caso debes tener en cuenta que la copa menstrual puedes llegar a tenerla hasta 10 horas sin problemas, pero si se da el caso yo tengo dos.


La empresa de Enna no me patrocina el post cosa que estaría genial pero os quería enseñar cual es la que yo utilizo, yo compre está  porque vienen dos copas y una cajita para poder llevar la de recambio.  Además la misma cajita sirve para esterilizar la copa después de su uso.

Otros datos técnicos de la copa menstrual:


  • Existen varias medidas según si has dado a luz y tu edad es importante tenerlo en cuenta.
  • Hay varias formas de poder ponerla yo he descubierto que lo más sencillo para mí es sentada en el baño.
  • Para su extracción hay alguna que tienen un palito como la mía o un pequeño aro, tampoco es necesario, con hacer un poco de vacío pellizcando la base de la copa es suficiente.
  • Normalmente estas copas son de material quirúrgico para evitar alergias por lo que si antes del período quieres probar a ponértela puedes hacerlo sin problema.
Acabo este post íntimo señalando que quizás para las primeras reglas, es decir, en chicas aún muy jóvenes no es el mejor sistema de primeras ya que debes conocer tu cuerpo bien para poder utilizarla.  Aunque lo mismo estoy equivocada.

Y si mi opinión no te ha sido suficiente aquí te dejo las de mis compis de curro después de la masterclass que llevamos a cabo en uno de los ratitos de descanso, con chico poniendo caras de horror ante algo tan natural como el período:

  Ángela (25 años): llevo 4 meses con ella y para mi está ya amortizada. Es genial no tener que preocuparte de que planes tienes y si llevas contigo compresas o tampax.

Rosa: desde mi experiencia de más de 10 años animo siempre a todas mis amigas a usarla.  Es cómoda, limpia y ahorras mucho dinero al no tener que comprar más compresas, tampax... Ideal si tienes un viaje previsto y justo te toca estar en "esos días" no ocupa espacio en el neceser, es todo lo que necesitas.

Raquel (25 años): había escuchado muchos bulos negativos pero llevo 3 meses usándola y ¡¡ES EL DESCUBRIMIENTO DEL AÑO!!


Almu (40 años):  llevo usando copa menstrual hace 6 meses y la experiencia está siendo muy positiva, es práctica y sobre todo higiénica, ¡además no notas que la llevas! Yo la recomiendo al máximo.

 María P.