martes, 25 de julio de 2017

DIY Quiet Book




¿Sabes lo qué es un Quiet Book? Yo lo he descubierto esta semana.  Seguro que alguna vez has visto un vídeo de ellos en Facebook, siendo esos libros con actividades para niños pequeños y hechos a mano.  Son preciosos y a lo mejor alguna vez has pensado en hacer uno.  Yo considero que es mucho trabajo, eso sí, el resultado es impresionante.  Si quieres ver uno te lo dejo aquí.

En esta ocasión yo me he animado a pequeña escala haciendo uno de dos actividades que consiste en poner y quitar con velcro, a mi pequeño le encanta quitarse todo el rato las tiras de los zapatos así que creo que estas actividades serán las más adecuadas.  Te enseño como lo hice.


¿Qué necesitamos?


  • Fieltro de colores
  • Tela para hacer las tapas.
  • Aguja e hilos de coser.
  • Velcro
  • Papel celofán
  • Botón de corchete (si se desea)
  • Máquina de coser (opcional)


En primer lugar tomaremos la tela de fieltro y la tela normal y cortaremos dos rectángulos de 40 x 20 cm, marcaremos un centímetro por todo alrededor para luego coser ambas partes.  Antes de llegar a este paso debemos dejar todo cosido  en la tela de fieltro.

Marcamos las figuras geométricas, creamos el bolsillo y la cara del muñeco, quedando así.



También deberemos cortar las figuras geométricas que luego se podrán pegar y despegar y las partes de la cara (boca, nariz, ojos y pelo).  Una vez las tengamos le añadiremos el velcro por la parte más áspera.

A continuación coseremos todo, añadiremos el fieltro y el botón.  Si sabes utilizar la máquina de coser irás más rápido y podrás asegurar más las piezas, sino perfectamente se puede hacer todo a mano.
Recuerda cuando vayas a poner el velcro en esta pieza utilizar la parte suave, ya que sino cada vez que abras se quedará pegado.



Cuando tengas todo llegará el momento de unir ambas telas grandes, doblaremos hacia dentro el centímetro marcado anteriormente en ambas telas (lo mejor es utilizar la plancha) y coseremos dejando uno de los laterales abierto; así podremos ponerle el papel celofán de manera fácil.  Con esto conseguiremos mayor consistencia y que el libro suene cuando el peque lo agarre.



Cerramos este último lateral y este es el resultado.



Como ves el resultado final no es nada profesional pero me gusta enseñártelo para que te animes a crear cosas con tus manos, que te atrevas y si queda con fallos, pues no pasa nada.  Échale imaginación y ponte manos a la obra.


¿Qué te parece la idea? Si lo haces... ¿me lo cuentas?

María P.