jueves, 19 de enero de 2017

Obsolescencia Programada

 
Enlace

En el cuartel de bomberos de Livermore, California hay una bombilla que lleva desde el año 1902 iluminando sin interrupción, aproximadamente un millón de horas.  Si no te lo crees pincha en este enlace y conócela.  ¿Cuál es el truco?  Pues únicamente que fue concebida para perdurar en el tiempo.

Otro ejemplo muy recurrido cuando hablamos de esto es las medias de nylon, inicialmente eran irrompibles (casi, casi como las de ahora…) pero para que esto se acabase se les retiro el aditivo que las protegía de los rayos UV de manera que al contacto con el sol el tejido se debilitaba hasta romperse.


Enlace

¿Qué es la obsolescencia programada?  Pues básicamente lo contrario.  Es la creación de objetos con fecha de fin.

Cuando las principales industrias dedicadas a fabricar bombillas acuerdan limitar la vida de las mismas todas aceptaron rápidamente sin problemas, avocando a que el consumidor deba comprar una nueva cada cierto tiempo.  El resto de sectores no tardó en subirse al carro y de esto se nutre el capitalismo.

A las impresoras se les coloca un chip para que llegado un número de impresiones no vuelvan a funcionar,  las baterías de los móviles dejan de funcionar y se confeccionan de tal manera que no sea posible su reparación.  Con las neveras ocurre igual los tubos de gas para su correcto funcionamiento se incrustan dentro de manera que casi sea imposible su retirada.

Al año los países ricos tiramos 50 millones de toneladas (se lee muy rápido, pero son 50 millones de toneladas) de aparatos electrónicos, de los cuales el 80% van a parar a los basureros de los países más pobres.

¿Hasta cuándo podremos soportar nuestra propia basura?

 María P.

Post basado en datos de la revista BuenaVida nº 25