jueves, 8 de septiembre de 2016

Razones por las que tener hijos mola. CINCO


La razón de ésta semana es "la imaginación".  En este verano he comprobado que los hijos te devuelven la imaginación, esa eterna olvidada cuando cumples los 15 apróximadamente.  En  las nuevas generaciones rebajaremos esta edad a los 10.

Yo no recuerdo haber tenido amigo invisible, pero confieso que con la película de "Del revés" cuando aparece Bing Bong solté más de una lagrimita (si no recuerdas el personaje te dejo la foto a continuación) porque es el momento en el que te pone en contacto con tu niñez, con tu tierna y adorada infancia, sin estrés ni preocupaciones.

Aprovecho para recomendarte la película si aún no la has visto.


Así que, verdaderamente mola que tu hijo te pida un billete para poder atravesar la puerta del salón y tu saques de tu bolsillo un carnet imaginario que da acceso a toda la casa.
Mola imaginar que comes un plato del último restaurante con estrella Michelin y en verdad tengas un plato con forma de concha cargado de arena y algas.
Y sí, mola creerte Elsa y Ana (Frozen) y patinar por el suelo del comedor como si fuese una pista de hielo.

Y a tí, ¿qué te gusta imaginar con tus hijos, sobrinos, primos...?  Como siempre te espero en los comentarios.

María P.