jueves, 26 de mayo de 2016

Jugar como niños: Dominó





Siempre voy a recordar a mi padre diciéndome que la vida pasa muy deprisa y que cuando tienes hijos todavía más.  Hay veces que necesitas eso, que pase el tiempo, para empezar a entender las cosas que dicen tus padres.

Es por esto y por otras muchas cosas más que quiero aprovechar el tiempo en vivir momentos con mi pequeña y para ella jugar, ahora mismo, es lo más importante. En este momento en el que sentarme en el suelo suele ser un suplicio y no aguanto más de 10 minutos en la misma postura me parece que un juego ideal para dedicar tiempo a tus hijos es el dominó.

Es un juego que nos permite disfrutar a nosotras solas o también con papá o la abuela.  Es sencillo y con él empezarán a ser conscientes del concepto de reglas del juego; además a ellos les hace sentirse mayores el ver que pueden jugar con papá y mamá en igualdad de condiciones.






También podemos adaptar el juego a la edad de los pequeños, actualmente nuestro dominó consta de animales, pero he visto algunos que por un lado son de animales y por el otro es el clásico con puntos.  Es por esto que yo creo que a partir de los cuatro años es un juego ideal para reforzar los números.

Nosotros actualmente jugamos viendo las fichas de todos los participantes, de manera que pueda ayudarle si no se da cuenta de algo.  

Aunque hay que dejarles que se equivoquen, que a veces pierdan, que otras ganen... vamos, que aprendan a vivir.

Puedes encontrar variedad de modelos de dominó con animales (como el nuestro), frutas, con el alfabeto, los personajes de sus dibujos y demás.  

Así que nada, te animo a que desempolves tu viejo dominó y te atrevas a volver a ser niño.  Te aseguro que tu hij@ estará muy contento de compartir ese rato contigo.

Como siempre te espero en los comentarios.

María P.